Jueves de película

Ciclo: Poesía

El cine y la poesía están unidos por un hilo invisible, y ambos provocan el mismo “truco”: proyectar imágenes en la mente; el cineasta con su cámara, el poeta con su palabra. En la recomendación de este jueves, nos acercamos a películas que incursionan en vidas de poetas y su mundo poético.

 

 


Poesía
(Shi, 2010), de Lee Chang-dong

Mija está perdiendo la memoria, y casi sin darse cuenta, su rutina es alternada por el deseo de escribir poesía. Mientras su nieto, que vive con ella, puede estar envuelto en un complicado delito y ella debe actuar. Poesía es una película coreana que transcurre en una manera fluida y sencilla. Sin ser predecible, pone en jaque la educación, el machismo, la idea de felicidad, arte y vida. A medida que avanza la historia se torna más intensa, casi truculenta, pero Mija nos lleva de su mano y escribe: “Me gustan las flores y decir cosas raras”, así descubrimos la belleza oculta que reside en la rutina y en el paisaje que nos toca vivir.

Agnieszka Holland es una directora polaca versátil que ha abordado temas diversos como en Europa, Europa sobre la Segunda Guerra o la más intimista El jardín secreto. En 1995 filma Total eclipse conocida como Vidas al límite en España o El fuego y la sombra en Argentina. Película que narra la tormentosa, y tumultuosamente creativa, vida de los poetas franceses Arthur Rimbaud (Leonardo DiCaprio) y Paul Verlaine (David Thewlis), desde el momento en que se conocen hasta la muerte de Rimbaud. La película se centra en la relación amorosa de ambos en medio de la ebullición de la Comuna de París, el cuestionamiento al Romanticismo y el círculo de artistas al que juzgan “más burgués que los propios burgueses”.

 


Paterson
(2017), de Jim Jarmusch

Adam Driver, como su apellido indica en inglés, trabaja como conductor de ómnibus y vive en Paterson, Nueva Jersey. ¿Cuánto de casualidad hay en la casualidad? En el film se suceden encuentros inesperados, coincidencias absurdas, paradojas en el devenir de la vida aparentemente sencilla del chofer. Driver, escuchando a los pasajeros, convierte sus pensamientos y anécdotas en extraños haikus, poemas amateurs que demuestran su sensibilidad y poder de observación. Por su parte, el director, Jarmusch, es un artista fundamental de la escena independiente norteamericana con una gran trayectoria cinematográfica atravesada por temáticas urbanas y un delicado humor. Películas como Extraños en el paraíso, Flores Rotas, Una noche en la tierra o Sólo los amantes sobreviven entre otros títulos, presentan personajes luminosos y melancólicos a la vez, sencillos en su complejidad.

 



Flores raras
(2013), de Bruno Barreto

Es una película del director de Doña Flor y sus dos maridos y Cuatro días en septiembre, basada en el libro Flores Raras e Banalíssimas de Carmen L. Oliveira para contar la historia de amor entre la arquitecta modernista brasileña Lota de Macedo Soares y la poeta estadounidense Elizabeth Bishop. Transcurre en los 60, tiempos de transformación urbana de Río de Janeiro, la construcción de Brasilia y los convulsionados años entre el socialismo y el régimen militar. La película, a través de una relación triangular, se adentra en el atormentado proceso creativo de Bishop que por esos años recibe el Pulitzer de poesía por Norte y Sur y de Lota, cuya imaginación arquitectónica contiene su propia poesía.

 


El bonus de esta semana es Rosa Patria de Santiago Loza (2010), un documental que cuenta la primera experiencia de una organización de disidencia sexual sudamericana, el Frente de Liberación Homosexual, expresión marginal de la política de izquierda en los 70, en la que Néstor Perlongher, poeta neobarroco, militante trotskista y antropólogo, fue un actor central. Su biografía resulta el hilo narrativo elegido por Loza para contar la historia de la agrupación en épocas en que luchar por la liberación sexual significaba exponerse al maltrato, a la tortura policial y a la muerte. Con gran cantidad de material de archivo como documento, puede verse como hace 40 años, “machismo=fascismo” ya era una consigna que sintetizaba un profundo sentido político.

 

 

 


Más sobre: 'Jueves de película '